Crear cuenta

Hemos enviado la contraseña a su correo electrónico.
revisando la furgoneta en el taller

Revisando la furgoneta en un taller antes de comprarla.

Comprar una furgoneta en ocasiones resulta una tarea muy complicada a la hora de dar con una que se encuentre en perfectas condiciones y que además se adecúe a nuestras necesidades. Son varios los aspectos que debemos revisar al comprar una furgo y aquí os vamos a exponer los detalles que nosotros tuvimos en cuenta al realizar la interminable búsqueda y compra final de una VW T4 California Coach 2.5 Tdi 102CV del año 2000.

Lo primero que debemos advertir es que bajo nigún concepto adelantaremos nada de dinero hasta no haber visto físicamente la furgo y a poder ser habiendo podido hacerle una revisión completa por parte de un taller de nuestra confianza. No vale con llevarla al mecánico amigo del vendedor el cual te dirá que está todo genial y que la compres sin dudarlo. Al contrario… duda y mucho. En nuestro caso, si no veíamos la furgo y no nos dejaban llevarla a uno o varios talleres para ver posibles defectos no había compra. Así de simple.

Vamos a intentar comentar algunos de los aspectos a tener en cuenta, pudiendo aplicar dichas directrices a todo tipo de vehículos de segunda mano. Tener en cuenta que somos  dos personas que no tenemos absoluta idea de mecánica, pero tenemos mucho sentido común. Todos los detalles que os expondremos están basados en nuestra experiencia tras haber consultado diversos foros y artículos de varios blogs sobre compra de furgonetas de segunda mano. Empezamos.

Primera Impresión

En esto de la compraventa de furgos pasa algo parecido a lo que ocurre en las relaciones humanas; el amor a primera vista existe pero no debéis caer en la tentación de comprar de manera precipitada. Nosotros nos llegamos a enamorar de varias furgonetas por su acabado estético, su color, algún detalle particular externo o incluso su precio pero en definitiva no valía la pena ya que mecánicamente o eléctricamente presentaban varios problemas. No todo lo que reluce es oro, y debéis ser cautos para no ser engañados por vuestros impulsos y por vuestra vista. La estética es importante, a todos nos gusta llevar un coche en perfectas condiciones, pero dicho coche debe principalmente andar, darnos seguridad en carretera y durarnos muchos años. Será nuestra primera gran inversión y a nadie le gusta malgastar su dinero… Menos cuando precisamente escasea.

Golpes o Siniestros

Una de las primeras preguntas al contactar con cualquier vendedor era si la furgo había tenido algún golpe, por minúsculo que fuera o si había tenido algún siniestro y había sido reparado. Es importante hacerlo ya que este tipo de vehiculos son más propensos a dar problemas mecánicos a corto y largo plazo. Un coche reparado tras un siniestro no es estable, si el chasis está tocado nunca irá bien, y en definitiva nunca sabremos exactamente todas las piezas que se vieron implicadas en dicho siniestro. La furgo siempre fallara por la pieza más debil, como todo en esta vida, así que tenerlo en cuenta. Cada visita a nuestro taller nos supondrá un importante desembolso de dinero. Esto os lo decimos por experiencia propia, pero eso lo veremos en otra entrada detallada sobre todo el mantenimiento que tuvimos que hacerle a nuestra nueva casa rodante una vez comprada.

Motor

El motor es el corazón de nuestra nueva furgo, es el elemento más importante (y caro de mantener) de nuestra furgoneta. Por eso es muy importante revisarlo al comprar una furgo. En este sentido entendemos que ni nosotros, al igual que muchos de vosotros no tenéis los suficientes conocimientos mecánicos como para saber a simple vista si un motor está en buenas condiciones. Incluso podremos ir a dar una vuelta con ella y no percatarnos de un grave problema mecánico. En este sentido, dicha responsabilidad debe recaer en tu mecánico de confianza, ellos mejor que nadie saben escuchar la salud de un motor… para ellos el rugido de cada motor tiene un sentido, lo conocen al milímetro y sabrán darte una valoración con tan solo encenderlo. En nuestro caso todos los mecánicos a los que llevamos a hacer la revisión previa al pago del vehículo coincidían en los mismos “problemas” (menos el del concesionario oficial de Volkswagen: una perdida automática de dinero. No os recomiendo llevarlo allí… al menos no en el de Leioa en Vizcaya.)

La motorización VW 2.5 TDi 102CV según pudimos ver en muchas redes sociales, foros y blogs, es un motor muy confiable y estable que puede durar muchos cientos de miles de kilómetros… Según nos comentaron los mecánicos consultados, un motor de este tipo con un mantenimiento regular con sus respectivos cambios de aceite, filtros y correas nos puede llevar a hacer tranquilamente 1 millon de kilómetros sin apenas quejarse. En este sentido,  nuestra furgo con 348k kilomentros gozaba de plena juventud.

Distribución

Algunas furgonetas llevan correas de distribución en el motor que están hechas en una especie de goma y que con el tiempo sufren desgaste hasta romperse, situación en la que no queremos vernos. Otras llevan cadenas metálicas que nunca se rompen pero que solo las llevan algunos modelos de las VW T5 más nuevas. La correa de distribución debe cambiarse religiosamente cada unos 80k /120k kilómetros o antes de superar los 3/5 años de vida (Todo depende del tipo y marca de correa que habéis puesto. Este detalles os lo debe decir vuestro mecánico). Es un aspecto muy importante a tener en cuenta ya que en sí, el kit de distribución con mano de obra es una reparación muy costosa que en caso de romperse mientras estamos en ruta supondrá un verdadero dolor de cabeza y de bolsillo. Mucho cuidado con la distribución y preguntar al vendedor hace cuanto fué cambiada la última vez. Y en caso de que os digan que ha sido cambiada recientemente que os muestren la pegatina o la factura donde indique la fecha y el kilometraje que tenia la furgo al hacer la sustitución.

Y en el caso de que no se haya cambiado el kit de distribución (bomba de agua incluida) o esté a punto de completar alguno de los dos aspectos antes mencionados, consultar con el vendedor para una posible rebaja sobre el precio de venta inicial.

Embrague, frenos, dirección, juntas, alternador, baterías

No menos importantes son el resto de elementos que hacen que nuestra furgo nos lleve desde casa al paraíso. Hemos de preguntar y revisar el estado de el embrague, los frenos, la dirección y demás elementos para garantizar el buen funcionamiento de la furgo ya que dichos elementos no solo afectan el funcionamiento mecánico del vehículo, sino que también afectan directamente nuestra seguridad en carretera. Son piezas que sufren un desgaste natural y que en muchos casos no se podrán justificar como un vicio oculto ante una reclamación de garantía. Los chirridos, traqueteos o rozamientos son una mala señal en general, estar atentos a ellos.

Debéis salir a probar la furgo sin la radio puesta y sin que os estén hablando y comiendo la oreja. Al hacer una prueba de la furgo en la carretera debéis estar atentos a lo que la propia furgo os dice. Suele cantar a veces pero hay que saberla escuchar.

Con una revisión básica de vuestra furgo por parte de un mecánico capacitado saldréis de todas las dudas. En nuestro caso contamos con la opinión de varios mecánicos, concretamente de 5 de ellos y finalmente nos quedamos con uno en particular el cual está especializado en furgonetas de la marca VW en la zona de Vizcaya, sin duda el mas capacitado y más confiable. Aitor, nuestro mecánico-médico de cabecera se las conoce como la palma de su mano. Con él iremos hasta el final de los días de nuestra querida Stitch. Ceci se ha empeñado en llamarle así a nuestro nuevo juguete 🙂

Libro de Mantenimiento

Una buena señal a la hora de saber como ha sido mimada la furgo que estáis a punto de comprar es pidiendo el libro de mantenimiento. El hecho de llevar un registro pormenorizado de cada uno de los mantenimientos realizados nos dirá cuanto la cuidaba su antiguo dueño. En este caso nos fijaremos en los cambios de aceite, filtros, correas que según qué modelos y kilometraje deberán ser revisados y sustituidos cada cierto periodo de tiempo. Cuanto más viejita o recorrida esté la furgo, más a menudo hay que hacerle las revisiones periódicas de mantenimiento al igual que la ITV.

Si en el libro de mantenimiento véis muchas piezas cambiadas, no os preocupéis (o al menos preocuparos a medias) ya que es señal de que se han tratado a tiempo cada uno de los problemas que la furgo haya tenido a lo largo de su vida. Aunque una furgo con demasiados arreglos habría que revisarla dos y hasta 3 veces antes de comprarla. Siempre podrás negociar el precio… Y si no hay libro de mantenimiento… iros a tomar un café que seguro que os sale más barato y os deja mejor sabor de boca.

Por cierto, pedir los certificados de las últimas inspecciones de la ITV para saber que “pegas” han encontrado en la inspección obligatoria. Ahí podréis ver de qué pié cojea la furgo actualmente.

Kilometraje Real

Siguiendo la linea informativa del libro de mantenimiento y los documentos de las inspecciones de la ITV nos encontraremos con los datos sobre el kilometraje real de nuestra nueva furgoneta. Este es un aspecto que a nosotros siempre nos inquietaba ya que si os fijáis, en el mercado de segunda manos parece que todas las furgonetas en venta tienen entre 200k y 280k kilometros. Hemos visto furgonetas del año 1990 (25 años en circulación) con cifras de tan solo 160k kilómetros o incluso menos, cifra que nos hacia dudar sobre la veracidad de ese kilometraje que probablemente haya podido ser trucado o manipulado. Es importante destacar que modificar el kilometraje en cualquier vehículo está penalizado por ley, pero a muchos comerciantes chanchulleros eso les da igual. Si cuela… cuela.

A pesar de poder ver la información que nos ofrece el cuentakilómetros de la furgo, la mejor manera de saberlo es conectando la centralita de la furgo a un ordenador con el programa Vag-Com del que hablaremos en otra entrada… Por medio de dicho programa nos aparecerá el kilometraje real de la furgoneta. Cualquier taller serio tiene y debe usar este programa (solo para PC u ordenadores Mac Intel) para poder poner a punto nuestro motor y conocer los posibles fallos internos que presenta el coche y configurar muchas opciones eléctricas de la furgo. Es un programa oficial que utiliza el grupo VAG. Dicho grupo se compone de las marcas Volkswagen, Audi, SEAT, Škoda, Porsche, Ducati, MAN SE, Bentley, Bugatti,Lamborghini y Scania; y dicho programa tiene la capacidad para configurar los coches de estas marcas.

Realmente existe una versión gratuita del Vag-Com en la página del creador del software Ross-Tech pero precisamente el apartado  para conocer el kilometraje real de la furgo está limitado a las versión de pago del mismo. Lo dicho, ya haremos otra entrada de como instalar y modificar ciertos aspectos de nuestra furgo utilizando este sencillo programa en el apartado de Bricolajes.

Neumáticos

No se os olvide revisar los neumáticos, en nuestro caso tuvimos que cambiar los 4 y económicamente no quedamos muy contentos. Al ser vehículos pesados necesitan unos neumáticos concretos según modelo. En la cartilla verde o permiso de circulación vendran varios datos importantes sobre nuestros vehículos tales como su homologaron (que nos servirá para saber nuestros limites de velocidad máximos), el tipo de neumáticos que debe llevar nuestra furgo al igual que sus equivalentes homologadas o los pesos y dimensiones máximas que nunca debemos sobrepasar. En nuestro caso, debíamos llevar unos neumáticos 265/65 R15 100T con un indice de carga de unos 800 kilogramos indicado por los números “100” y una velocidad máxima de 190 Kms/h indicado por la letra “T”. No sabíamos nada de ésto, pero en caso de usar otro tipo de neumáticos que no especifiquen estas características, no hubieramos podido pasar la inspección obligatoria en la ITV, por no mencionar el riesgo que supondría sobre nuestra seguridad y la de los demás vehiculos en carretera.

Desgaste del Camperizado

Al tratarse de un vehículo camperizado, no debemos olvidar revisarlo al comprar una furgo. Básicamente debemos saber que los muebles funcionan correctamente, que la cama se puede montar y desmontar con facilidad, que todos los armarios funcionan, que los electrodomésticos acoplados a la batería secundaria de servicio funcionan con normalidad, que la centralita funciona correctamente; no olvidéis revisar el correcto funcionamiento de la calefacción, especialmente importante para nuestros paseos invernales.

Del mismo modo os debéis asegurar de que la instalación de gas es adecuada (pedir el Certificado de Gas, ya que os lo pedirán en la ITV y según tenemos entendido, debe renovarse o cada 5 años) y que los quemadores de la cocina funcionan correctamente sin fugas. A su vez, debéis revisar que la bomba de agua, el grifo del fregadero y los conductos de desagüe funcionan con normalidad. Por último debéis revisar que el techo elevable funciona correctamente tanto al abrir como al cerrar y que la tela no esté rajada por ningún sitio; aunque de estarlo, siempre se puede solucionar con los parches utilizados para reparar tiendas de campaña; eso lo veremos en otra entrada…

Al tratarse de un vehículo vivienda este tipo de accesorios sufren un desgaste natural que debemos contemplar con detenimiento para poder disfrutar de ellos sin contratiempos en nuestros viajes.

Vehículo Libre de Cargas

Antes de realizar el contrato de compraventa y su correspondiente pago, debemos asegurarnos de que el vehículo se encuentra libre de cargas. Esto significa que sobre el vehículo no recaen ordenes de embargo, multas, impagos de impuestos de circulación y cualquier otro aspecto legal. La responsabilidad sobre dichas cargas recaerán sobre el nuevo propietario del vehículo, así que para evitar sorpresas es recomendable hacer este pequeño pero importante tramite en tu delegación provincial de la DGT. Así también os aseguráis que quien os vende la furgo es el verdadero propietario del vehículo.

Traspaso de propiedad

Y finalmente llega el tan anhelado día en que firmamos el contrato y nos dirigimos a hacer el traspaso de la propiedad de la furgo, llegados a este punto estaréis pletoricos de emoción como un niño pequeño con una gran golosina multicolor.  Este es probablemente el trámite más simple y en nuestro caso y a pesar de tener toda la información para hacerlo personalmente, decidimos delegar dicha labor a una Asesoría/Gestoría que por unos 50€ se encargo de toda la gestión. En total, todo el trámite del cambio de propiedad nos salió por unos 250€.

Aquí hay un punto importante en relación al impuesto que se debe pagar al hacer el traspaso de propiedad. Existen unas tablas con unos valores específicos por cada vehículo del mercado, pero según tengo entendido varían de acuerdo a cada comunidad autónoma. Por dicha razón no lo vamos a exponer con detenimiento… al menos no por el momento. Aun así tener en cuenta que dicho impuesto ronda sobre un 8% sobre el valor especificado en la tabla y no sobre el valor que pongáis en el contrato de compraventa. En nuestro caso, y ya que nuestro modelo concreto no se encontraba en dichas tablas se hizo una estimación según otro baremo del que os hablaremos mas adelante.

Y con esto y un bizcocho te has hecho con la furgo de tus sueños sabiendo que en ella podrás viajar y meter muchos kilómetros en carretera conociendo lugares inimaginables con toda la seguridad de que nunca os quedaréis tirados por haber comprado una furgo en malas condiciones. A veces lo barato sale caro… pero solo a veces. En nuestro caso compramos la furgo a muuuuy buen precio, pero le tuvimos que meter cerca de 1500€ en mantenimiento y cerca de 500€ de seguro de circulación. De eso hablaremos en la siguiente entrada

revisar motor furgoneta vw california t4

Nuestro amigo Santi siempre dispuesto a echarnos una mano en cuestiones mecánicas.

5 Respuestas

  1. Inma Bezunartea Pinilla

    Hola Ger y Ceci,
    muchas gracias por la información tan detallada, así da gusto.
    Me animo a escribiros porque estamos buscando una T4 o T5 de segunda mano y andamos un poco perdidos. He hecho la búsqueda online en concesionarios y portales web pero tengo la sensación de que me vacilan porque se nota que soy novata.
    He mirado ahora vuestra entrada “Experiencias comprando, 1ª parte Dónde buscar” (muy buena) y hay algunos enlaces del final que no conocía, los genéricos todos.
    Yo también confío en el boca a boca, al final muchas cosas importantes las he hecho así. He entendido que la vuestra la comprasteis así y quería saber si me podíais orientar con eso: ¿fue a un particular que encontrasteis en algún foro, a un taller local que tiene stock…? He avisado a amigos y conocidos hace meses pero no sale nada de momento.
    Me he registrado en furgovw.org y he lanzado la petición también ahí. Vivo cerca de Euskadi y puedo acercarme sin problema si por casualidad sabéis de alguien que tenga una.

    Gracias por la currada del blog y espero que sigáis disfrutando con vuestros viajes. Lo voy a recomendar a algunos amigos que ya son furgoneteros oficiales.
    Un abrazo grande

    Inma

    Responder
    • Furgoneteo

      Hola Inma!
      Disculpa la tardanza en responder, pero no hemos recibido ninguna notificación de los comentarios 🙁
      Puede que a estas alturas ya hayas encontrado furgo, pero te cuento de todas formas por si acaso:
      En nuestro caso, nuestra Stitch era de un amigo nuestro que en la misma época estaba buscando una autocaravana. Casualmente cuando estábamos a punto de comprar una Multivan para montar nosotros, se lo contamos y nos dijo que él ya había encontrado una autoca y que necesitaba vender su furgo.
      Así que se juntaron los astros y pudimos conseguirla a muy buen precio, al ser amigo nuestro y querer venderla rápido.
      Normalmente se tarda mucho en encontrar “la elegida” pero hay que seguir buscando para estar atento cuando se presentan las oportunidades.
      Espero que hayas tenido la misma suerte en tu búsqueda!
      Abrazote Inma!

      Responder
  2. Jon

    Madre mía no quiero ofender a nadie pero que manera de confundir a la gente.Lo del sentido común no lo llego a ver .Lo primero todo el mundo tiene que saber que va a comprar un vehículo de segunda mano y que habrá cosas que tengan desgaste, eso de ir a cuatro talleres no es muy normal (menos mal que se la has pillado a unamigi) hay k ir a tu mecánico de confi punto. Me da que como el concesionario no te dice lo que quieres oír es tirar el dinero no?.lo de si el vehiculo ha tenido un golpe que no queda igual eso de donde lo has sacado? Que manera de confundir a la gente por dios!!!! Esto es lo mismo que si llevo los mantenimientos en el feuvert…. Es que muy barato y que te ofrecen ??? Igual hay carroceros buenos y malos.Lo del tema de los km es complicado mas importante es saber de donde viene el vehiculo y quien te lo vende.Lo del programa vag-com otra inventada te explico teniendo el libro de mantenimiento ni la casa te puede dar por escrito los km que tiene tu vehículo por el tema de la protección de datos.Muchos talleres que tienen ese programa ni siquiera es original o crees que ve se lo van a regalar.Pero lo que me ha llegado al alma es lo de la correa de distribución que no que no hay marcas para esto SIEMPRE A ORIGEN porque como te falle la has liado, te apuesto lo que sea que tu secador de pelo no es chino no? Y lo utilizas todos los días pues esto es lo mismo, si el fabricante que es quien ha hecho la furgo dice lo que tiene k llevar no puede venir uno de fuera a decir no lo mio es mas barato y mejor.En conclusión el sentido común es que estos vehículos en su día tenían un precio de hasta 50000 euros y lo queremos comprar por 12000 o menos….que yo sepa nadie regala duros a pesetas. Un saludo

    Responder
  3. Alain

    Hola! Nos ha encantado tu entrada, en estos momentos nos encontramos justamente en búsqueda y captura de nuestra furgo!!
    Una pregunta si no es indiscreción… Podríamos contactar con tu mecánico Aitor? Somos de Vizcaya también
    Muchas gracias y os seguiremos la pista!!

    Responder

Hacer Comentario

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

¿Te gustaron nuestras aventuras? ¡Ayúdanos a correr la voz!